lunes, 2 de junio de 2014

Eyeless Jack: El origen

"ULTIMAS NOTICIAS: AMÉRICA ESTÁ EN GUERRA, LAS TROPAS ESTADOUNIDENSES SE PREPARAN PARA COMBATIR EL TERROR NAZI EN EUROPA" Esta es la portada de un famoso periódico local de New York, el autor no es otro que Jack, un joven periodista estadounidense que vive en la ciudad. Jack vive con su madre y su hermano menor, y hacía dos años que él es el encargado de llevar el dinero a casa ya que su padre murió de Tuberculosis. Jack llegó esa noche a casa pensativo, pues era consciente gracias a su trabajo de los horrores que Adolf Hitler estaba cometiendo en Europa, y tras una charla con su madre durante la cena, decidió que debía hacer algo para ayudar al país a ganar la guerra. Así pues y poco después, Jack se encontraba uniéndose al ejército estadounidense y viajando al frente junto con otros jóvenes patriotas como él.Una vez llegó al frente, conoció a un joven Britanico de su edad, llamado Louis. Ambos formaron parte del mismo batallón, así que se hicieron muy amigos, tanto que Jack llegó a considerarlo como un hermano. durante varios días el batallón de Jack avanzó sin problemas, hasta que un día el capitán al cargo del batallón recibió un mensaje aliado avisando del movimiento y la localización enemiga. Esa noche, Jack y Louis tomaron sus armas y salieron junto a su batallón para tratar de sorprender al enemigo aprovechando la oscuridad. Sin embargo, el aviso que habían recibido resultó ser una trampa y pronto se vieron rodeados y bajo fuego enemigo. Jack trató de ocultarse en una trinchera, pero un soldado enemigo lanzó una granada de gas venenoso, la cual impregnó de gas la trinchera en la que se ocultaba Jack, provocándole un fuerte picor en sus ojos, haciendo que Jack gritara de dolor y tratara de huir al exterior de la trinchera para escapar del gas, convirtiéndolo en presa fácil para el enemigo. Louis, que se percató de que Jack se había quedado atrás, decidió volver a buscarlo. Cuando Louis localizó a un dolorido Jack, trató de tirar de él y sacarlo de la línea de fuego enemiga, solo para ser alcanzado por un disparo en su pecho y caer al suelo, cosa que hizo que el corazón de Jack se encogiera y éste perdiera finalmente el conocimiento. Cuando Jack despertó, se encontraba en un hospital militar. Su primer impulso al recordar a Louis fue incorporarse de golpe en la cama y tratar de abrir los ojos, solo para volver a sentir el terrible dolor que sintió en las trincheras y gritar y retorcerse en la cama. Tal era el dolor, que los médicos tomaron la drástica medida de extirparle los ojos, dejando ciego a Jack. Mientras se recuperaba, Jack recibió la visita de una enfermera, la cual se presentó como Betsy, quien le dijo que era la encargada de los cuidados de su amigo Louis. Jack pidió a Betsy que lo llevara junto a él, y ésta amablemente aceptó. Cuando Jack llegó junto a Louis, éste le tomo la mano débilmente, pues estaba gravemente herido. Jack quiso llorar cuando, segundos más tarde, Louis exalaba su último aliento y soltaba la mano de Jack, pero ya no disponía de ojos para hacerlo. Debido a la importancia de la lesión de Jack, el ejército decidió devolverlo a su casa. Cuando Jack llamó a la puerta de su hogar, sintió como unos brazos le rodeaban, siendo los de su madre, quien lloraba al verlo, aliviada por su regreso y apenada a la vez al ver sus ojos bendados. Jack preguntó a su madre cómo habían ido las cosas allí en su ausencia y su madre, en respuestas, guardo silencio un instante y rompió nuevamente a llorar en brazos de Jack. Amarga fue la sorpresa de Jack cuando su madre le contó que hacía dos semanas que su hermano había muerto en un accidente laboral en su empresa. Las desgracias no cesaron ahí para Jack, pues poco después de su regreso, su madre moría, tal vez debido a la profunda tristeza por la pérdida de su hijo. Tras la muerte de su madre, Jack sintió que su mundo se venía abajo por momentos. Subió a su cuarto, se echó en la cama y trató de llorar para expulsar su tristeza, sin embargo debido a su falta de ojos le resultó imposible. Tal fue la frustración que sintió en ese momento que empezó a gritar, golpeó las paredes, tiró muebles, rompió todo cuanto pillaba a mano, y mientras buscaba en los cajones de la casa algo más para romper y desahogarse, se topó con la vieja pistola de su padre, el cuál había sido policía en vida. Desesperado, Jack se llevó la pistola a su boca, cogió aire y apretó el gatillo, destrozándose la garganta y las cuerdas vocales. Pasado el momento del disparo, Jack se percató de que algo no iba bien. Su cuerpo había caído al suelo, sin embargo él se encontraba en pié. Además era consciente de que estaba armado, sin embargo no recordaba porqué, ni tampoco qué hacia allí ni qué había pasado. Jack estuvo deambulando por la casa durante el resto de la noche, hasta que, al encender la tele y escuchar las noticias sobre la segunda guerra mundial, recordó entonces todo lo que había vivido antes de su muert. Su padre, Louis, su hermano, su madre...Jack sintió entonces una profunda pena, y desde entonces, el espíritu sin ojos ni voz de Jack deambula por el mundo, vestido con las ropas que llevaba el día de su muerte y cubriendo su rostro con una máscara azul sin nariz ni boca y de cuyos ojos surge lo que parece sangre negra.